Archivo de la etiqueta: Hagbard

Entrando a la puerta sin puerta: Comentario del libro Wake Up Now de Stephan Bodian.

coverwakeupnow

Stephan Bodian, ya advierte en las primeras líneas de su genial libro, “Wake up now”, que va a desarrollar un tema, el del escurridizo estado (o no-estado) conocido en diversas tradiciones como iluminación, despertar o autorrealización, entre otros nombres, que está más allá de la compresión mental, con todo lo que ello conlleva, pero que puede servir como guía. Como el clásico refrán Zen, del dedo que apunta a la Luna. No hay que fijar la mirada en el propio dedo, sino entender que está señalando al hipnótico astro.

Sirva la misma advertencia, para este comentario del libro.

A grandes rasgos, el autor divide en dos corrientes, con diferente enfoque, pero misma meta: progresiva y directa.

La corriente progresiva, apacigua bastante la mente, al serguir unas pautas perfectamente definidas y refinadas a lo largo de muchos años. Pero puede reforzar la idea de que la auténtica naturaleza está muy oculta e innacesible en nosotros, y la idea ficticia de que somos individuos separados también puede ser reforzada. Esto último es expresado a modo crítico por la corriente del acercamiento directo, la cual formula que no hay progresión posible, que tenemos nuestra naturaleza original con nosotros desde siempre, y que sólo hay que darse cuenta de manera directa, sin mapas ni métodos graduales a largo plazo. Para ellos no tiene mucho sentido hacer ciertas prácticas, y que la autorrealización llame a la puerta un buen día, sino que hay que apuntarla directamente. Las escuelas Zen sería un ejemplo de este punto de vista.

By-passing espiritual
buddhist-enlightenment-3
Otro concepto explicado y bien desarrollado en el libro, es el de “by-passing” espiritual. Esto es, la actitud de evitar ciertas situaciones de la vida cotidiana, alegando que uno está por encima de ellas, ya que al cultivar los estadios superiores de consciencia, a uno no le afectan, ni debe afectarle las actividades, retos y problemas del día a día. Ni las propias, ni las ajenas.

Podemos ver esta actitud en muchos Ashrams, centros me meditación, grupos New Age, etc.

Si bien es cierto, que este bypassing es invetable, e incluso deseable en cierta medida cuando se producen ciertos avances internos. Por ejemplo, deja de importarnos tanto las noticias de los medios, los temas laborales, lo que digan los demás, tras tener ciertos atisbos de la experiencia del absoluto, todo nos parece una suerte de “juego divino”, lo cotidiano se relativiza.

Sin embargo se cae en el error, de creer que ya se ha llegado a la meta, ignorando el proceso de integración/ordalía, que debe necesariamente desembocar en una nueva, o al menos mejorada identidad. Esto ocurre con frecuencia en maestros y gurús de turno.
Autoindagación como última fase

La autoindagación, es la fase en la que se disuelve la sensación de ser un individuo separado, ya no hay diferencia entre el observador y lo observado. Desde el punto de vista de la corriente progresiva, esta sería la última etapa. Normalmente se practica con una pregunta del tpo “¿Quién soy yo?” o “¿De dónde surgen mis pensamientos?”. Ramana Maharshi popularizó esta técnica. Así, se da la paradoja de que se comienza buscando lo que somos, pero nos vamos encontrando con todo lo que no somos: cuerpo físico, emociones, experiencias, pensamientos… Entonces se va dejando atrás lo conocido, para ir adentrándose en lo desconocido, la mente finalmente se rinde y admite su derrota y su lugar, y tomaríamos consciencia de lo que realmente somos: una realidad viviente, que no simplemente no se puede comprender con la mente y sus limitaciones.

Personalmente siempre tuve una duda sobre esta fase, que vendría tras las tres fases anteriores de la meditación Moon Shine. La duda es: si en el tercer estadio, el discurso mental está ya controlado y nos hemos desidentificado con él (o en el mejor de los casos, silenciado), ¿por qué usamos de nuevo una construcción lingüística que alimentaria de nuevo el parloteo mental con sus interminables bucles de preguntas? Una frase del libro, me arrojó luz sobre esta cuestión:

“El lanzamiento de la pregunta en la quietud de tu ser [ha de ser como] como una piedra arrojada en un estanque calmado del bosque.”

Este sería el punto de partida, para que, al profundizar en la autoindagación, el “yo” se vaya vislumbrando como lo que es, un concepto relativo por convención, limitado e incluso ficticio, para experimentar nuestra verdadera naturaleza.

Aclarar, que debido a que la diferencia conceptual entre la corriente progresiva y la corriente del acercamiento directo, son sólo una categoría más, se da la paradoja de que yo he expuesto la autoindagación como una última fase, pero normalmente se suele referir a ella como un método directo.

“La mente es una puta y una embustera.”
– Antero Ali.

Anuncios

Magia enochiana: Explorando TEX (Parte 2)

golden_dragon_by_anndr-d4bkkv9Andrés destierra con el Ritual Menor del Pentagrama y a continuación lee las llamadas de TEX.

Empiezo a visualizar una hoguera con trozos de madera en llamas. Estoy sentado frente a ella, y al otro lado hay un hombre sentado. Es de constitución fuerte, y va vestido con tonos marrones y con ropaje medieval. Le pregunto su nombre y él responde algo así como “Halflet”. Visualizo todo como en una película, viendolo todo pero no escucho los detalles de las conversaciones. Entramos a una cabaa que hay cerca y nos sentamos en una mesa. Cuenta una historia sobre algo relacionado con “sangre del dragón”, pero como digo no puedo acceder a los detalles. A continuación salimos fuera y continua hablando y señalando al cielo. De nuevo cuenta algo relacionado con una estrella en particular y una referencia a un dragón dorado.

Le pregunto quién es él, y medice que un servidor de Taongla (governador de TEX, y según el propio Halflef gobernador de fuego). En la cabaña observo una rueca de tejer.

Veo puntitos verdes de luz flotando por el aire, girando, a veces forman remolinos. Halflef pone su mano derecha en mi hombro izquierda, como despidiéndose.

Lo último que observo es una pequeña cabra blanca. Tiene un coglante redondo, intento ver lo que tiene inscrito: veo siempre una letra pero cambiando: alcanzo a identificar un L y luego una R.

Finalmente salgo del estado de trance.

Quizás en los siguientes Aeryths obtenga más detalles de roda esta historia de dragones y mazmorras…

Magia enochiana: Explorando TEX (Parte 1)

Introducción

Magia enochiana se le llama al sistema de practicas recibido por John Dee y Edward Kelly presuntamente de entidades angélicas, y más tarde popularizado por Aleister Crowley. La etimología viene del Libro de Enoch, libro sagrado sobre ángeles.

La práctica central se basa en recitar unos textos en idioma “enochiano” y acceder a determinados niveles, llamados “Aeryths”. Hay una total de 30 Aeryths cada uno con un nombre de tres letras y se empieza por el número 30, llamado “Tex”. Opcinalmente antes de cada llamada del Aeryth correspondiente se recitan otros 18 textos llamados llaves, siendo así la llave 19 la propia llamada del Aeryth. Al final del texto hay un enlace con toda esta información.

Hay además, en cada Aeryth unos gobernadores. Se deben invocar en cada exploración y repetir sus nombres de nuevo si se siente que el estado de trance se desvanece o se pierde la concentración.

 Explorando TEX

Andrés destierra y recita las 18 llaves, y la 19 con la llamada del Aethyr 30 que se llama TEX, e invoca a los cuatro gobernadores. Yo voy recibiendo y describiendo las visiones y él toma nota.

Primeras visiones en forma de imágenes de mi mismo con túnica y capucha marrón, figura de diamante refractar el espectro de luz, luna, el sol, bastón con forma de serpiente y de una hoguera.

En la hoguera aparece un viejo muy delgado con un bastón y barba blanca. Habla raro y al principio entiendo que se llama algo así como Reis. Le pregunto si me puede llevar a un guardián me dice que sí. Me lleva a una cueva con un tipo rubio con melenas, algo así como un caballero medieval. Dice llamarse Kazar, y me enseña un tesoro, con monedas de oro, serpientes, un cofre, una espada con empuñadura de dragón. Dentro del cofre hay una corona de oro y de color rojo. Kazar dice que el tesoro es mio. Le pregunto que de quién lo protege y me responde que de mi mismo.

Le pregunto de nuevo al viejo por los guardianes y me lleva montaña abajo a un lago, en el cual al cabo de un rato aparece un hombre encapuchado, que tampoco era el guardián, le vuelvo a decir al viejo que me lleve con el guardián y me lleva a una especie barranco donde veo una figura parecida a un hipercubo, y de nuevo me dice un nombre que no es el del guardián. Me pregunto que cómo puedo llegar a un guardián y me dice “piensa”. Andrés me dice el nombre de un guardián (Dozinal) para que lo invoque. Lo invoco y todo se torna hecho de lineas rojas y siento una presencia benévola. Tengo una visión de un rombo rojo. Sin embargo, no puedo mantener mucho más el estado de trance, y al preguntar “¿Eso es todo?” me contesta “Sí, vuelve”.

Le tomamos la palabra.

Imagen

Como curiosidad buscamos en la red el nombre Kazar, y resulta ser un personaje ficticio de cómic, de melena rubia y con porte de guerrero, pero más parecido a un bárbaro o a Tarzán que a un caballero. ¿Habrá evolucionado? 😛

Instrucciones (en inglés) y llamadas de los Aeryths:

http://alittledeathblog.com/2012/02/14/scrying-the-enochian-aethyrs/

Moonshine: Una destilación de Mahamudra (Por Alan Chapman)

moonshine

Moonshine (Brillo de Luna) es una innovadora destilación del método Mahamudra basado principalmente en el estudio y la aplicación de los siguientes textos:

Mahamudra: La quintaesencia de la mente y la meditacion por Dakpo Tashi Namgyal

Pointing Out the Great Way: The Stages of Meditation in the Mahamudra Tradition por
Daniel Brown

Mind at Ease: Self-Liberation through Mahamudra Meditation por Traleg Kyabgon

Las siguientes instrucciones exponen un método de meditación que, con la debida aplicación conducen a la iluminación, y he disfrutado usándolo en la formación de estudiantes un buen número de años.

Sin embargo, las instrucciones de ninguna manera cubren el mismo terreno explorado en los textos anteriores, ni representan la tradición Mahamudra sí misma.

Para aquellos interesados ​​en Mahamudra, os recomiendo un estudio personal de los libros citados y una exploración de la tradición con un profesor cualificado.

ESTRUCTURA

Moonshine es un método de contemplación basado en una progresión de etapas, comenzando con el uso de un apoyo; hasta que se alcanza la etapa final, donde el practicante está lo suficientemente preparado para proceder con el ejercicio correcto(contemplación sin apoyo).

(N. del T.: En cuanto a la postura, es libre elección de cada uno. Una recomendada por su sencillez sería la postura birmana:  La pierna dominante se cruza al interior, mientras la otra pierna se cruza al exterior. Ambas piernas están en el suelo o la estera cuadrada, con las rodillas tocando el suelo. Los tobillos nunca se cruzan, ni una pierna se apoya sobre la otra. Un cojín de apoyo pequeño o banco de meditación puede usarse si uno tiene dificultad para lograr que la rodilla pueda tocar el suelo. )

CONTEMPLACIÓN CON APOYO

Instrucciones

0) Se eligen las etapas apropiadas de contemplación con Soporte (ver Progresión Contemplativa más abajo) para trabajar con ellas. Si somos un principiante, se comienza con la etapa 0: Base Natural durante 5 minutos más o menos y luego proceder a la Etapa 1: La respiración natural el tiempo restante.

Ver los criterios de progresión para obtener detalles.

Aunque tiempo total debe ser cronometrado, no necesitamos crear una alarma en el reloj para marcar cada transición a la siguiente fase. Se usa nuestra discreción individual, es decir si el objetivo de la etapa se consigue, se pasa a la siguiente, si es necesario permanecer más tiempo en la etapa actual, simplemente permanecemos en ella. Si aparece un problema correspondiente a  una etapa anterior, se vuelve a ella.

1). Sentarse en la postura escogida.
2). Cerrar los ojos.
3). Hacer la “pregunta atencional”. Esta pregunta se dirigirá su atención al “objeto” correcto de contemplación.
4). Establecer la “actitud” de permitir que el objeto de sea lo que es.
5). En caso de amnesia del objeto, repetir 3-4.
6). En caso de amnesia excesiva, se puede aplicar el apartado “notación opcional”.
7). En caso de que entre en conciencia fenómenos distintos del objeto , permitir que éstos sean como son, conservando al mismo tiempo el objeto dentro de la atención.
8). Sentarse durante un mínimo de 30 minutos.

A) CONTEMPLACIÓN CON APOYO

0). Base Natural.
Objeto: irrelevante.
Pregunta atencional: irrelevante.
Actitud: Permitir que todo sea como es.
Notación opcional: No aplicable.
Duración: Generalmente pocos minutos, pero más si es necesario.
Criterios de progresión: Comenzar siempre con etapa 0 antes de pasar a la etapa 1. La etapa 0 se ocupa de cualquier apego o aversión que podría llevar a la práctica, especialmente en vista de las experiencias pasadas de estar sentado. Cuando no hay aversión al momento presente, y nos sintamos relajados, avanzar a la Etapa 1: La respiración natural.

1). Respiración Natural.
Objeto: La respiración.
Pregunta atencional: ¿Cómo es mi respiración?
Actitud: Permitir que la respiración sea lo que es.
Nota opcional: Contar las exhalaciones desde 1 hasta 3; luego desde 1 hasta 6 y luego desde 1 hasta 9. Si la distracción es grande, contar tanto la inspiración como la exhalación.
Duración: unos momentos con la Etapa 0: Base Natural, resto del tiempo con la Etapa 1: Respiración Natural.
Criterios de progresión: El objetivo de la respiración natural es cambiar nuestra relación principalmente con la inquietud (aunque los comentarios siguientes también se aplican a la somnolencia). Al permitir la inquietud diaria de ser lo que es, siguiendo el aliento, dejamos de alimentar y mantener nuestra absorción en la inquietud. Cuando surga inquietud pero no interfiera en la contemplación es decir,  cuando la inquietud es sólo una cosa más que se produce dentro de nuestra conciencia, podemos pasar a la Etapa 2: Sensación Natural y Pensamiento.
Beneficios secundarios: Al no tratar de cambiar inquietud, nos encontramos con que la inquietud podría llegar a ser sutil o incluso desaparecer por completo. Este no es el objetivo del método, pero es una agradable efecto colateral en caso de producirse.
Importante: El objetivo de la respiración natural se afirma claramente en los criterios de progresión. El objetivo no es estar en un solo punto y sin cortes, ni para lograr algún tipo de absorción estado o jhana, ni para erradicar la inquietud / somnolencia.

2). Sentimiento y Pensamiento Natural.
Objeto: Las emociones y pensamientos.
Pregunta atencional: ¿Qué estoy sintiendo y pensando? (Podría ser inicialmente más fácil acercarse a esta etapa por primera observación de las emociones, a continuación, incluidos los pensamientos, es decir, en primer lugar preguntando ¿qué estoy sintiendo?, y entonces añadimos ¿qué estoy pensando?).
Actitud: Permitir que las emociones o pensamientos sean lo que son. Si no encontramos ninguna emoción o pensamiento, permitir que ese estado sea como es igualmente.
Nota opcional: Describir las emociones y pensamientos por ejemplo, ira, memoria, felicidad, planificación, aprehensión, etc. Si no hay emoción o pensamiento describir esto también, por ejemplo: “estoy tranquilo”, “neutral”, etc
Duración: Unos momentos con la Etapa 0: Base Natural, un poco más con la Etapa 1: Respiración Natural, el resto de la etapa 2: Sensación Natural y Pensamiento.
Criterios de progresión: El objetivo de Sentimiento y Pensamiento Natural es cambiar la manera en que nos relacionamos con emociones y pensamientos. Al permitir que nuestras emociones/pensamientos ser como que son, dejamos de alimentar y mantener nuestra absorción diaria de las emociones/pensamientos. Cuando las emociones/pensamientos surgen sin causar ninguna interrupción en la contemplación es decir, las emociones/pensamientos son sólo una cosa más que se producen en nuestra conciencia, podemos proceder a la contemplación sin apoyo, Etapa 3: Presentación Natural.
Beneficios secundarios: Al no tratar de cambiar nuestras emociones y pensamientos, nos encontramos con que las emociones y los pensamientos pueden llegar a ser sutiles o incluso desaparecer por completo. Este no es el objetivo del método, pero es un agradable efecto secundario en caso de producirse.
Importante: El objetivo del sentimiento y pensamiento natural se expresa claramente en los criterios de progresión. El objetivo no es estar en un solo punto y sin cortes, ni para lograr algún tipo de estado de absorción o jhana, ni erradicar la facultad de emoció/pensamiento o cualquier emociones/pensamientos que podríamos considerar negativo.

B) CONTEMPLACIÓN SIN APOYO

3). Presentación natural.
Objeto: irrelevante.
Pregunta atencional: irrelevante.
Actitud: irrelevante.
Nota Opcional: No aplicable.
Duración: Pasa tiempo que sea necesario con cada etapa de 0 a 2, y el resto con Etapa 3: Presentación Natural.
Criterios de progresión: No hay objetivos para la presentación natural, sino con la inquietud, emociones y pensamientos surjan o no, no causen ruptura en la contemplación es decir, todos los fenómenos son sólo una cosa más que se produce dentro de la conciencia, encontramos que los 8 aspectos de la naturaleza profunda naturalmente se presentan. La etapa 3 es la óptima práctica de la contemplación, y la base ideal para una futura Etapa 4: Autoindagación.
Beneficios secundarios: Conocimiento indirecto de los 8 aspectos: la felicidad, la claridad, la ecuanimidad, la alegría, el amor, la apertura, el fluir, la maravilla.
Importante: No existe un objetivo de Presentación Natural. Presentación natural no es por lo tanto centrarse en un solo punto y sin cortes, ni con el logro de algún tipo de estado de absorción o jhana, ni la erradicación de cualquier tipo de facultad o fenómenos cualesquiera.

Respiración espinal, un sencillo y eficaz ejercicio de Pranayama

Imagen

Este es un ejercicio muy simple que tiene como objetivo equilibrar y potenciar la energía interna. ¿Y para qué querríamos hacer esto? Los beneficios son obtener relajación, mejorar la salud y alcanzar gradualmente el estado que se conoce como “iluminación”. La idea más que fijarse en los detalles del proceso, es obtener resultados deseados.

Lo primero que hay que hacer es sentarse con la espalda recta. Puede ser la postura que normalmente usamos para meditar o simplemente sentado al borde de la cama o en una silla pero sin apoyar la espalda.

Con los ojos cerrados, después en cada inspiración, centramos nuestra atención desde el perineo subiendo hasta la frente, como si tuviesemos un tubo imaginario en este recorrido. Este tubo imaginario, con el tiempo podremos sentirlo ya como algo real, con lo cual nos costará muchísimo menos forzar la atención en él, todo se vovlerá más natural. Sin contener la respiración, al expirar, imaginamos el recorrido inverso, desde la frente hasta el períneo. Este ciclo es el ejercicio básico, y con él ya se obtienen resultados. Como se aprecia, no nos detenemos en los detalles sobre los chakras ni los efectos concretos en cada uno de ellos al hacer circular la energía, la idea es simplemente lograr un estado de equilibrio energético y purificación independientemente de los procesos internos desencadenados. Puede ocurrir que perdamos la atención, que tengamos sensaciones agradables o desagradables, o incluso visiones. No importa, en cuanto nos demos cuenta que nos hemos distraído, volvemos al ejercicio.

El tiempo dedicado al ejercicio depende de cada cual, lo ideal sería practicar unos 15 minutos y luego los 15 minutos siguientes en la misma postura, sin levantarse, proceder con algún tipo de meditación. Eso sí, dos veces al día. Lo ideal sería una vez por la mañana, y otra por la tarde. La segunda vez en conveniente no realizarla poco antes de irse a la cama, pues tanto el cuerpo como la mente quedan sensiblemente activos.

A modo de anexo, he aquí unas mejoras que añadir a la práctica. Es importante añadirlas gradualmente, una vez controlada la técnica, pues si las añadimos indiscriminadamente, no podremos mantener la atención en el ejercicio base.

– Respiración yóguica completa: Se trata de que al inhalar la respiración comienze en el abdomen, empujando el diafragma el vientre hacia afuera. Una vez lleno de aire el abdomen, ampliamos el pecho y seguímos llenándolo de aire. Una vez que tenemos llegado a un límite cómodo con eso, entonces, por fin, hacemos una ligera elevación de los huesos del cuello para llenar el espacio pequeño en la parte superior de los pulmones con aire. Y todo eso, al pasar de abdomen, a través del pecho hasta el cuello huesos, es la etapa de la inhalación de una respiración yóguica completa.

La espiración sería el proceso inverso, primero bajamos los huesos del cuello. A continuación expulsamos el aire del pecho. Y, por último, dejamos que el diafragma suba, permitiendo que los pulmones se muevan de nuevo a su capacidad mínima. Y entonces se comienza de nuevo con la siguiente inhalación.

– Restringir la exhalación: Sólo en la exhalación, restringimos un poco la salida de aire, cerrando un poco la garganta, con lo que emitiremos una especie de silbido. La inspiración se sigue realizando normalmente.

– Elevación moderada de los ojos: Cuando nuestra atención en la inhalación esté llegando a ceño, elevamos levemente la mirada hacía arriba.

– Corrientes de calor y frío: Se trata de percibir e incorporar las sensaciones de frío y calor que surgen con cada respiración. Obviamente al inspirar sentimos las corrientes frías, ya que tomamos el aire del exterior y al espirar la sentimos caliente, pues nuestro organismo ya ha calentado el aire.

Bibliografía:

Respiración Espinal Pranayama, Viaje al Espacio Interior. Por Yogani