Archivo de la etiqueta: SAG

Mago del Siglo XXI – resumen del libro de Jason Newcomb – Parte I

Voy a hacer un resumen del libro 21st Century Mage (Mago del Siglo 21) de Jason Newcomb para aquellos que no puedan leerlo por cualquier razón. Si puedes, te sugiero que lo hagas, ya que puede ser muy útil en tus trabajos mágicos.

Mago del siglo XXI

En su libro 21st Century Mage, Jason Newcomb hace un comentario del importante libro The Book of Sacred Magic of Abramelin The Mage, que es de vital importancia para nuestra tradición ya que es el primer libro en el que se describe al Santo Ángel Guardián (SAG) y se provee un método para obtener Conocimiento y Conversación (C&C) con él/ella.  Más tarde fue Crowley el que habló de este trabajo como trabajo espiritual, ya que Abramelín lo hacía por cuestiones practicas: una vez hayas obtenido C&C con tu Ángel, no sólo te aporta protección contra cualquier espíritu o deidad sino que tu poder mágico supera los límites de lo que se esperaba.

Además de hacer un comentario de esa obra, Jason nos moderniza el proceso. Como ejemplo facilón: Abramelín nos sugiere bañarnos al menos una vez a la semana con motivos de purificación. Para la mayoría de nosotros ahora mismo bañarnos una vez a la semana es más bien una tortura…

No obstante, la estructura general se mantiene: la operación durará aproximadamente 6 meses, durante los cuales se realizarán prácticas a diario como preparación para poder establecer contacto con tu Ángel. Durante los dos primeros meses media hora de trabajo dia será suficiente, durante los siguientes meses se incrementa el tiempo, llegando a pasar durante el final mes hasta 2-4 horas al día (Jason nos recuerda que la mayoría de la gente ve la tele una media de esas horas al día).

En contra de la creencia tradicional, uno no tiene que pasar 6 meses en soledad. Jason nos recuerda que el método original fue diseñado para cualquier persona, tanto para nobles como para sirvientes, y se puede realizar mientras se mantienen las responsabilidades del día a día.

Quizás Jason no nos dice nada particularmente nuevo (asumiendo que has leído algo de Crowley, magia del caos, etc.), pero nos aporta una estructura bastante buena para el trabajo de forma explícita.

Me han llamado la atención varios párrafos en los que Newcomb hace referencia a los resultados de haber conseguido Conversación y Conocimiento con tu SAG, ya que difieren un poco con respecto lo que otros magos contemporáneos como Chapman o Duncan han experimentado. Newcomb sugiere que una vez has obtenido C&C ya has acabado el desarrollo espiritual, mientras que para Chapman y Duncan el C&C no es más que el principio, ya que es tu Ángel quien te hará llegar las enseñanzas necesarias en el momento adecuado para que tu desarrollo espiritual sea el más óptimo. No obstante, los dos describen el evento y al Ángel de manera más o menos similar: descubres que siempre ha estado ahí, ven al Ángel como la puerta a través de la cual descubres la Divinidad, etc.

Voy a empezar haciendo un resumen del capítulo cuatro: Fundamentos de tu Práctica Esíritual, ya que es el que más ideas y estructura me ha aportado personalmente. El capítulo está dividido en varias secciones en las que Jason describe los fundamentos y prácticas de la operación.

  •  Retiro – Jason nos habla del lugar que toma el acto de retirarse de la sociedad durante la duración de la operación de Abramelín. Las buenas noticias son que uno no tiene que dejar en ningún momento su casa ni su trabajo ni su familia. Lo que aquí se quiere decir con retiro es más bien concentración, o como se le dice a los niños en el cole: hay que aplicarse. Jason dice que según pasan los meses uno ha de meterse más y más en la operación, y dejar un poco de lado las preocupaciones sociales: no compremeterse a cosas importantes, no meterse mucho en los problemas de tus amigos, etc.
  • Juramento – El primer paso, y uno de vital importancia según sugiere Jason, es el de hacer un juramento al inicio de la operación. Según vayamos avanzando con nuestras prácticas, uno de las barreras más grandes que encontraremos es la aversión a practicar, ya sea en forma de falta de motivación o cualquier otra excusa. Es en estos momentos en los que hemos de mirar el papel en el que juramos que llevaríamos a cabo la operación.
  •  Confesión – La primera instrucción que el mago Abramelín nos sugiere practicar es la confesión: cada día tras habernos puesto nuestros atuendos y haber encendido un poco de incienso deberemos arrodillarnos o sentarnos y confesar nuestras preocupaciones, emociones, errores e incidentes a Dios, a la deidad que tú decidas o simplemente al universo. A pesar de parecer un tanto arcaica, Jason ve la confesión como algo práctico que nos aliviará y calmará nuestra mente lo suficiente como para mejorar nuestras prácticas. Según dice, es verdaderamente soprendente el efecto que esta simple práctica puede tener en la mente si es practicada a diario. Jason recomienda que, antes de empezar la operación hagamos esta práctica varias veces y confesemos las preocupaciones, emociones, errores e incidentes de toda nuestra vida (desde el presente hasta nuestra infancia).
  •  Pureza y Purificación – Para llevar a cabo la operación es importante crear y mantener tanto pureza exterior como interior. Es importante tener tu templo (ya sea ese castillo en Palencia que heredaste de tu tío abuelo o tu mesilla improvisada que despliegas en cada trabajo en la esquina de tu habitación) limpio y recogido. Esto desde mi punto es importante porque genera intención, no creo que Dios tenga un comité de limpieza en el que evaluen si tu cuarto está suficientemente limpio como para darte C&C con tu Ángel. También como iba diciendo, es importante la pureza interior: que lo que hagas lo hagas con toda tu ateción y con buena intención. Aquí Jason nos pone una cita de Miguel de Molinos que dice:

    “A Dios no le importa cuántas palabras sean dichas, sino la pureza de tu intención”.

    Como acto de purificación, Jason nos recomienda que cada vez que nos duchemos o bañemos dediquemos ese acto a la operación recitando unas palabras como: “Me lavo para purificar mi cuerpo y realizar la Gran Obra y obtener el Conocimiento y Conversación con mi Santo Ángel Guardián.”

De la misma manera puedes dedicar todos tus actos a la operación, generando más intención e inercia en tu trabajo, por ejemplo: al ponerte tu ropa para hacer magia “Cubro mi cuerpo con esta ropa para que pueda realizar la Gran Obra y obtener el Conocimiento y Conversación con mi Santo Ángel Guardián”. Cuando te sientes a la mesa a comer “Es mi intención tomar estos alimentos y que mi cuerpo se alimente para realizar la Gran Obra y obtener el Conocimiento y Conversación con mi Santo Ángel Guardián”. Hacer esto con todos los actos de tu vida cotidiana generaría una gran intención y conciencia sobre tu trabajo con tu SAG, haciéndolo así más efectivo.

  •  Consacración – La consacración es el acto de dedicación de un objeto o de ti mismo/a para algo en particular. En éste caso uno dedica sus utensilios y su persona a obtener el Conocimiento y Conversación del Santo Ángel Guardián. Tradicionalmente la soncagración se lleva a cabo con incienso o con aceite, pasando el objeto sobre el humo del incienso o dibujando una cruz en el objeto con el dedo mojado en aceite. Por ejemplo, dibujándote una cruz de aceite en la frente puedes decir: “Me consagro a mi mismo en el nombre del poder singular del universo y llevar así a cabo la Gran Obra, obteniendo el Conocimiento y Conversación de mi Santo Ángel Guardián”.
  • Eucaristía – La Eucaristía consiste en hacer de algo común algo sagrado y luego consumirlo. Jason nos hace saber que Aleister Crowley tiene algo que decir sobre la Eucaristía, y nos recuerda la siguiente cita:

    “Uno deber asegurarse de que una eucaristía de algún tipo deberia ser consumida por el Mago cada día, y éste debería verla como la mayor fuente de subsistencia de su vida mágica… Así para el Mago la tarea de la obtención del Conocimiento y Conversación con el Santo Ángel Guardián es algo inevitable; cada fuerza de su naturaleza, sin obstáculos, tiende hacia ese objetivo, de cuya naturaleza no puede ser hablada por ningún hombre ni dios, ya que está más allá de la palabra o pensamiento o éxtasis o silencio.”

Jason nos sugiere que cualquier cosa puede ser una eucaristía, puede ser hasta cada comida que hagamos, si así lo decidimos nosotros, teniendo en cuenta que lo que tomaremos no sólo será comida, sino que lo habremos convertido en algo sagrado. La Eucaristía, continua Jason, no tiene ni por qué ser comida, puede ser luz de la luna o del sol, puede ser sexo, cualquier cosa. ¡Yo estoy pensando en comprar una gran caja de gominolas y cada día antes de hacer mis prácticas consagrar una gominola e ingerirla como Eucaristía!

En los siguientes capítulos Jason describe prácticas en particular que uno puede realizar en su media hora de práctica diaria. Como él mismo dice, da igual lo que practiques, siempre y cuando mantengas en mente cuál es tu intención para realizarla (obtener C&C de tu SAG). Él da varias a elegir, de las que puedes escoger una o varias a tu gusto. Éstas son yoga, magia ceremonial, viaje astral, prácticas de devoción, y algunas más. Después describe lo que uno hace de hacer, según la tradición, tras haber obtenido C&C: evocar todos los demonios del infierno y hacerles jurar obediencia a tu Ángel. Pero este último paso no es necesario a menos que te interese. Escribiré uno o dos posts más resumiendo con más detalles el resto del libro.

¡Hasta entonces!

Anuncios